Disfunción eréctil

impotencia-sexualEl desempeño sexual es un aspecto que ha preocupado al hombre desde tiempos ancestrales y en las distintas culturas y naciones.  ¿Por qué a millones de hombres absolutamente saludables les cuesta llevar a cabo la función más básica del ser humano: tener sexo?

La disfunción eréctil es la incapacidad para obtener o mantener una erección suficiente para permitir una relación sexual satisfactoria.

Es un problema MUY frecuente que afecta a más del 50% de la población a partir de los 60 años y conlleva repercusiones importantes en la calidad de vida de los afectados ya que la sexualidad es un aspecto presente en todas las edades del desarrollo humano: también en la vejez.

¿Qué ocurre? El circulo vicioso de la ansiedad

Ante la presencia de un detonante determinado, que podría ser puntual (exigencias situacionales, fracaso fortuito, un periodo de estrés interferente…) o fruto de varios factores predisponentes (educación sexual deficiente, inseguridad temprana, miedo al compromiso, etc.), aparece un episodio de DE, éste sería el desempeño deficiente más comúnmente referido como “gatillazo”.

circulo vicioso ansiedad disfuncion erectil

A partir de este hecho particular, entran en juego varios elementos muy dañinos que solo tienen como resultado aumentar la ansiedad y la auto-exigencia hacia el propio desempeño. Estamos hablando de sentimientos de culpa o vergüenza, un distanciamiento con la pareja, aumento de la inseguridad en uno mismo, preocupación por lo que pueda pensar el otro, etc. En definitiva, una vez ha ocurrido la primera DE, aparece el MIEDO anticipatorio a volver a sufrir otro de esos episodios.

Este miedo o aumento de la ansiedad dificulta todavía más el desempeño, favoreciendo la aparición de nuevas disfunciones puesto que en lugar de focalizarnos en las sensaciones eróticas hay más conductas de auto-observación y la atención se desvía hacia la expectativa del fracaso, la respuesta del otro, etc.

Entramos así en un espiral ascendente de refuerzos negativos en el que la ansiedad nos dificulta el desempeño, lo cual nos crea más ansiedad que seguirá dificultando el mismo hasta que la respuesta sexual queda anulada por completo.

estadísticas impotencia

Puntos a tener en cuenta:

Autoestima: tener un problema de disfunción eréctil no cambia nuestro valor como personas, no nos vuelve menos hombres, ni modifica los sentimientos de nuestros allegados o la pareja. Por eso el término de “impotencia” o “impotente” se ha intentado eliminar por su matiz peyorativo.

Hay que implicar a la pareja: incentivando la flexibilidad en las relaciones sexuales, promoviendo la espontaneidad y evitando las expectativas u obligaciones. Se trata de un problema que afecta a ambos y hay que abordarlo conjuntamente en la medida de lo posible. Un tratamiento de pareja va a permitir el uso de técnicas avanzadas y mejorar el pronóstico para su resolución.

Requiere tolerancia a la frustración: eso significa que puede haber altibajos en el tratamiento y resolución del problema, hay que ser consciente de ello y no desanimarse. Mantener la motivación y una mentalidad abierta y positiva va a ser un reto para el que es muy recomendable tener sentido del humor.

Debe haber cambios: eso va a significar esfuerzo por parte de la persona que se quiera sobreponer a este problema. Aunque las causas sean eminentemente psicológicas, los hábitos saludables: dieta equilibrada, deporte, dejar el alcohol o el tabaco, no solo están fisiológicamente muy vinculados a la capacidad eréctil,  sino que también nos van a servir para regular estados emocionales y psicológicos como el estrés, la ansiedad o la depresión que puedan estar interfiriendo en la respuesta sexual.

Recuerda:

  • No supone forzosamente un conflicto de pareja o un conflicto intra-psíquico profundo
  • Se puede vivir una sexualidad satisfactoria sin erección.
  • No significa que no tengamos deseo, los reflejos de erección y eyaculación son autónomos neurofisiologicamente.

farmacos disfuncion sexualEl uso de fármacos:

La presencia del sildenafilo y otros compuestos farmacológicos más comúnmente conocidos por los nombres comerciales de “viagra”, “cialis” o “levitra” son buenas solución por su eficacia y seguridad a la hora de romper el círculo vicioso de la ansiedad y recuperar la confianza en el desempeño personal. Sin embargo para evitar que su uso se vuelva crónico y conseguir que haya resultados duraderos,la mejor opción es llevar a cabo un tratamiento combinado psicológico y farmacológico. Así, además de conseguir resolver el problema inmediato, se atacan también sus causas subyacentes y en el camino se aprende más del propio cuerpo, la relación de pareja y el placer personal.

Audio del programa de Radio Sant Feliu “El Mirall” sobre la disfunción eréctil (catalán)

Radio Sant Feliu

Descargar programa

Más info. y contenido original en: Disfunción eréctil y Terapia Sexual

http://www.psinesia.es/2015/05/disfuncion-erectil/

Advertisements

One thought on “Disfunción eréctil

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s