Exceso de madurez: La importancia de disfrutar de la incomodidad

madueresa

Cuando estamos nerviosos, nos sentimos vivos.

Cuando estamos alerta, lo damos todo.

Cuando estamos lejos de nuestra zona de confort, crecemos.

Normalmente suelo reforzar a mis pacientes siempre que demuestran signos de madurez, cuando son capaces de sobreponerse a las exigencias de las pulsiones y los instintos que su niño interior llama para satisfacer; pero este refuerzo no siempre es positivo. Continue reading

Advertisements