Hablamos de Parafilias con Antoni Bolinches

Imagen

Éste hombre ha escuchado historias que escandalizarían al más pervertido, se trata de Antoni Bolinches, para los que no lo conozcan: reputado psicólogo, sexólogo y autor de la terapia vital que ha compartido éste fin de semana con nosotros, para contarnos su particular visión de las parafilias a través de una dieta a base de PAN.

No, a pesar de que no hablamos de sémola y harina, la teoría “pan” sigue siendo indispensable en la mesa de nuestro comensal, y por ello el seminario no podía empezar de otra forma que explicando esa personal adaptación de la segunda tópica freudiana: SuperYo=Padre Yo=Adulto Ello=Niño, una aproximación metafórica sencilla, comprensible y fácil de aplicar y transmitir.

Pero realmente el punto que subrayaría de su ponencia no es éste, sino el tratamiento de las parafilias como algo no necesariamente perjudicial para el individuo.

Eso rompe con el esquema tradicional que define éstas como perversiones o fijaciones extrañas y desadaptativas del repertorio sexual del individuo y que las considera condición indispensable para la excitación de quién las sufre.

A diferencia de ello, Bolinches distingue entre parafilias perniciosas y situacionales según creen o no incongruencias con los sistemas del individuo o con la vigente legalidad. Y el abordaje terapéutico que propone se basa en redirigir éstas pulsiones cuando se den ésas condiciones de perniciosidad.

¿Qué significa esto? Que las preferencias sexuales más extravagantes como la dacrofilia (atracción por las lágrimas/llanto) o el fisting (introducción de la mano en la vagina o ano), no convierten a la persona en un enfermo o trastornado, como tampoco lo hacen las más usuales como la felación o el visionado de pornografía; pero incluso éstas últimas podrían acarrear un problema si la persona lo valora como tal. Una idea en sintonía con la creciente tendencia psicológica a eliminar etiquetas i diagnósticos inflexibles.

Como única crítica a éste enfoque me planteo la duda de si todas las conductas perniciosas son susceptibles a la reorientación o si llegados a cierto punto, la asociación producida a base de estímulo-respuesta habrá creado un vínculo demasiado fuerte para llevar a cabo la difícil tarea de reorientar o por contra, habría que optar por otros métodos.

En todo caso, me propongo y recomiendo seguir leyendo lo que Antoni Bolinches tiene que decir sobre relaciones y psicología.

Página web Instituto Antoni Bolinches

“Amor al segundo intento” – Antoni Bolinches

“Sexo sabio” – Antoni Bolinches

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s